San Bartolomé de Ucero, foco templario en río Lobos

No me canso de escribir y hablar sobre el Parque Natural del Río Lobos,  la villa de Ucero y la ermita templaria de San Bartolo.  No me es posible agotar ello porque es inagotable la cantidad de temas y matices que sus posibilidades son tantas que no puede ser que puedan ser agotadas.

En lo que respecta a San Bartolo como principal enclave templario de Soria y uno de los más importantes de España, son ya varios los posts  escritos específicamente en el blog Templarios en Soria, y también en Soriaymas.com, y en este mismo blog de Soriaturismoymas la ermita y el Parque Natural del Río Lobos está presente en diverss posts. Incluso he realizado y subido a Youtube algunos vídeos de los que he seleccionado tres para que los veáis y escuchéis ahora.

Y en el verano del año pasado escribí Guía Templaria de San Bartolo en río Lobos, que es el libro más completo que se ha publicado al respecto. Así que no puedo por menos que recomendar a l@s turistas viajer@s que cuando vengan a la provincia de Soria se pasen por río Lobos y se acerquen a su corazón sutil: San Bartolo, iglesia protogótica que ya sólo artísticamente llega al alma. Claro que antes de llegar a río Lobos os recomiendo deteneros en la villa de El Burgo de Osma, Conjunto Histórico-Artístico.

He aquí el primer vídeo, sobre el esoterismo templario iconológico de la ermita (ha sido visto 725 veces en Youtube desde el 16/08/2011)

Este segundo vídeo, visto por un centenar de personas, es sobre la romería mariana del 24 de agosto del año pasado.

Este tercer vídeo,  es sobre el Cañón del río Lobos, para que os animéis a visitarlo.

En esta semana, por cierto, me han entrevistado para el programa radiofónico  Dimensión Desconocida, en el que hablo sobre los templarios y San Bartolo de Ucero  del minuto 14:28 al 36:20.. Espero que os guste la entrevista.

***

Vídeo del Parque Natural del Cañón del Río Lobos

Hemos escrito ya varios posts en torno al Cañón del Río Lobos en Soriaturismoymas, aparte de los que ya teníamos en su sección correspondiente en Soriaymas.com. Nos faltaba un vídeo, y hemos elaborado éste…  Iremos añadiendo, con el tiempo, otros varios…

Como recientemente hemos publicado en Soriaymas la Guía Templaria de San Bartolo en río Lobos, no podemos por menos que recomendárosla, máxime cuando estamos tan cerca de la romería de San Bartolo, pasado mañana, día 24.

Viaje a la ermita templaria de Río Lobos (y 3)

San Bartolomé de Ucero

Caminamos por el camino blanco entre sabinas con retorcidos troncos y también entre pinos negrales antaño resineros. Aunque el sol “pega” bastante, como dicen por estas tierras, la sombra de sabinas y pinos nos alivia sobradamente. Y, de pronto, ante nosotros, a unos doscientos metros, se abre una pradera y al final de la misma vemos la fachada sur de la ermita templaria.

Cruzamos el puentecito de madera peatonal sobre el río Lobos y, sin dejar de fijar la mirada en la ermita y su entorno, alcanzamos su portada gótica. Luego nos apercibimos que hay también elementos románicos. “Es un templo protogótico”, nos aclara el guía puesto por el párroco de Ucero.

Mis acompañantes –unos compañeros de la Facultad que me han acompañado- están maravillados. Yo también. No puedo negarlo. El paraje en el que está insertada la ermita conmueve a toda persona que tenga las puertas de la sensibilidad abiertas a la Madre Naturaleza, y la ermita, estéticamente es bella, pero es que, además, intuyo que estos capiteles del interior y los canecillos del exterior, así como el pequeño rosetón de los hastiales del crucero, deben tener diversos niveles interpretativos por lo que he leído. Sus figuras no deben ser interpretadas literalmente sino simbólicamente.

Me quedo absorto contemplando toda esta simbología. Me siento junto al viejo olmo y tras mirar el conjunto de la ermita me tiendo sobre la hierba plagada de margaritas mientras escucho el rumor del agua del río Lobos y unas voces que provienen de la Cueva Grande que hay enfrente.

Sí… Este sitio es especial. Tengo que volver, pero esta vez lo haré solo,  y casi al alba.

Autor del texto: Diego Almazán de Pablo (este texto es un reportaje para un trabajo universitario del curso 2010-2011 en la Facultad de Comunicación Audiovisual de Burgos). Publicado en el blog Templarios y Más.

Consejo de Soriaymas: complementarlo con lectura de libros templarios sobre la ermita de San Bartolomé.

Viaje a la ermita templaria de Río Lobos (2)

Ucero y su entorno inmediato. A este plano del PORN del Parque hemos añadido el texto de la ermita templaria

Adentrarse en el Cañón del río Lobos


No tenemos mucho tiempo, así que nos levantamos de la mesa, pagamos y nos despedimos de Angelote, al que bien le cuadra el nombre dada su corpulencia y altura. Salimos a la calle y retomamos el viaje.

Spbre este plano del PORN del Parque, remarcamos la ubicación de San Juan de Otero

Es inevitable sentir emoción al observar la silueta recortada del castillo de Ucero, a la derecha de la carretera. Su imagen se perfila en un cerro. Las piedras que sostienen lo que queda del castillo tiene un color degradado desde el gris cenizo hasta el rojo botijo. De sus ruinas destacan los restos de la muralla y la inamovible torre del homenaje que se ha permitido la licencia de dejar reverdecer su tejado, donde musgos y arbustos disfrutan de la panorámica.

En la explanada del recinto amurallado de la fortaleza, donde estuvo la población medieval de Ucero antes de trasladarse al valle encajonado, aún perduran algunos muros de la antigua iglesia templaria de San Juan de Otero. Da pena verla así, tan desangelada y achacosa, pero no vamos a subir a verla pues el tiempo apremia y hay que remontar el cauce del río Lobos pues ya hemos llegado a su entrega de aguas al nacedero del río Ucero bajo la cuesta de La Galiana.

Nenúfares, juncos, chopos, fresnos…

Roquedales con sus cárcavas policromas, pendientes de espanto cuajadas de piedras arrancadas por la erosión a la roca caliza, buitres leonados sobrevolando los cielos abiertos por encima de este cañón…

El aire se refresca cuando aparcamos el coche y nos acercamos a un meandro del río Lobos.

Ahora hay que proseguir la marcha andando.

A poco más de un kilómetro, nos dicen unos muchachos que regresan a la zona de aparcamiento, se encuentra la ermita. “¿Cuesta llegar?”, preguntamos. “¡Para nada. Qué va… Es todo llano”.

Autor del texto: Diego Almazán de Pablo (este texto es un reportaje para un trabajo universitario del curso 2010-2011 en la Facultad de Comunicación Audiovisual de Burgos). Publicado en el blog Templarios y Más.

Consejo de Soriaymas: complementarlo con lectura de libros templarios sobre la ermita de San Bartolomé.

Castillo de Ucero a la izda, y detrás suyo, San Juan de Otero. Abajo, el pueblo de Ucero


Viaje a la ermita templaria de Río Lobos (1)

San Bartolomé de Ucero, templario en mapa de Tomás López de 1783

Los templarios están de moda. Estos monjes-guerreros que, con su cruz bermeja en capa y peto, espada en la mano derecha y el breviario en la izquierda, fue la Orden Militar más importante de la Cristiandad durante el Medievo, tuvieron un convento de singular importancia en Soria, San Juan de Otero, primero ubicado junto al castillo de Ucero y, posteriormente, trasladado junto a la Gran Cueva en uno de los meandros más llamativos del hoy Parque Natural del Cañón del Río Lobos, con una ermita que aún perdura dedicada a San Bartolomé.

Oficina de Turismo de El Burgo de OsmaPara poder ver la ermita de San Juan de Otero nos desplazamos a El Burgo de Osma, cabeza de un municipio de cinco mil habitantes, villa episcopal que se siente muy orgullosa de ser la sede del obispado de Osma-Soria y de contar con una de las catedrales góticas más entrañables de toda España por su sencillez casi cisterciense. De su predecesora románica tan solo quedan algunos capiteles junto al claustro abovedado por crucería flamígera que, según los entendidos, recuerda al abovedado del gótico inglés nada menos.

En la Plaza Mayor se encuentra el antiguo hospital barroco de San Agustín y en su planta baja, nada más entrar, se halla la Oficina de Turismo del Burgo de Osma. Fernando Redondo, su encargado, nos atiende con amabilidad. Nos aporta mapas e informa cumplidamente. “Hoy precisamente está abierta la ermita de San Bartolomé de Ucero para el turismo, pero tendréis que estar allí antes de que cierren a las ocho de la tarde”, nos recomienda. Le agradecemos la información y, raudos, dejamos atrás los soportales de la Calle Mayor y montamos en nuevamente en el turismo para encaminarnos hacia Ucero, distante a unos quince kilómetros tan solo.

Vamos por la carretera provincial SO-920. Tras diez minutos de conducción, y después de descubrir el dorado resplandor de los campos de trigo empezamos a distinguir frente a nosotros una formación rocosa que rompe con la llanura a la que estamos acostumbrados. Poco después nos topamos con el pueblo de Ucero donde se abre el telón al Parque Natural del Cañón del Rio Lobos que contiene dentro sí el misterio de San Juan de Otero.

Nos apeamos frente al Mesón del Angelote. Pedimos unas viandas rápidas y unos refrescos y mientras damos cuenta de ellos revisamos la documentación que tenemos y los folletos que nos han dado en El Burgo de Osma.

Autor del texto: Diego Almazán de Pablo (este texto es un reportaje para un trabajo universitario del curso 2010-2011 en la Facultad de Comunicación Audiovisual de Burgos). Publicado en el blog Templarios y Más.

Consejo de Soriaymas: complementarlo con lectura de libros templarios sobre la ermita de San Bartolomé.

++++++++++++++

Ucero, Senda del Castillo en Cañón del río Lobos

El recorrido PRCS066 se trata de una senda circular que bordea el río Ucero en su tramo más joven, comprendido entre su nacimiento y su paso por el bello pueblo de Ucero. Desde esta población de Ucero, el sendero conduce hasta una extraña “gruta”, denominada localmente como “Cueva de la Zorra”, que es un resto de un canal romano.

El sendero pasa junto a otros puntos de interés como las ruinas del castillo de Ucero o el nacedero del río Ucero, el cual será acompañante continuo del caminante por este recorrido, y cuyas aguas le invitarán en más de una ocasión a aproximarse a su frescor y observar su peculiar flora y, con suerte, algunos de sus habitantes.

Guardián de la entrada del Cañón se alzan los restos del Castillo de Ucero, adaptándose perfectamente a los escarpes rocosos de la ladera. El entorno de esta construcción, de posible origen templario, constituye un magnífico mirador del valle del Ucero.

Leer más de esta entrada

Senda de Las Gullerías en Cañón del Río Lobos

Esta senda permitirá al caminante percibir múltiples facetas de la riqueza natural del Cañon del Río Lobos: observar las diferentes plantas que viven en los sabinares y pinares umbríos de pudio; distinguir algunos de los habitantes de estos bosques y la avifauna de los roquedos; contemplar la hoz calcárea de los ríos Lobos y Ucero; o, adentrarse en la ribera del río Lobos.

En el recorrido tampoco faltan detalles de carácter cultural, como un colmenar y los restos de una antigua calera situados en el inicio del sendero. Se pasará por el Mirador de las Gullurías, desde donde se podrá perder la vista en la extensa masa de pinares que, desde el mismo Cañón del Rio Lobos se extiende hasta las Sierras de Urbión y Cebollera, configurándose como una de las extensiones boscosas más extensas de la Península Ibérica.


Además, desde este magnífico balcón se podrá percibir, en su verdadera magnitud, la profundidad del cañón y hacer un repaso de algunas de las elevaciones y accidentes geográficos próximos.

Este Mirador recibe el nombre de “Las Gullerías” por lo siguente:  “Por San Matías cantan las gullurías y se igualan las noches y los días” dicen por aquí, refiriéndose a una pequeña alondra forestal que en las guías de aves se llama totovía.

No son difíciles de ver correteando por entre las sabinas si se presta atención, aunque si se paran, la cosa cambia: el color pardo de su plumaje  las esconde de nuestra vista.

Fuente informativa: Cartel de la Senda junto a la Casa del Parque en Ucero (JCyL).

Recomendación de Soriaymas Network: Consultar resto de artículos del Parque Natural del Río Lobos en este blog, en la web Soriaymas, y, como libros: Entre Tiermes y el río Lobos–  Al norte del río Lobos.

*****************


Senderismo en el Cañón de río Lobos

Rutas de senderismo en torno al río Lobos

Sendero Iberico Soriano GR-86 (Tramo Casarejos- Ucero)

Distancia total dentro del PN: 9.700 metros (12.000 entre Casarejos y Ucero)
El sendero GR-86 recorre gran parte de la provincia de Soria, atravesando de norte a sur el territorio del Parque Natural. Este sendero se adentra en el parque natural a través del cañón del arroyo de Valderueda, para seguir, a continuación, el curso del río Lobos hasta el límite del Parque Natural, no sin pasar ante la Ermita de San Bartolomé. Posteriormente continúa por la carretera que lleva hasta la localidad de Ucero.

Ruta de Las Gullurías.
Distancia total: 7 km (5 km sin el tramo de carretera)
Dificultad: mínima (excepto la cuesta del barranco del Molino)
Sendero acondicionado que permite observar las diferentes formaciones vegetales del parque natural, además de los restos de una antigua calera. En su recorrido se pasa por el mirador de las gullurías, nombre que recibe en la zona la totovía.

Sendero PR-BU.5
Sendero que, partiendo de Hontoria del Pinar, recorre el principio del Cañón, donde se podrá observar la circulación del agua a través de sumideros, formando el acuífero. En época de lluvias podremos observar la surgencia de agua en el sifón de las Raideras. Cambiando de dirección nos conducirá, a través de la Sierra, y la Sima del Torcón, al mirador de Costalago. Igual que se comentaba en el sendero anterior, este sendero tiene un ramal que conecta con el sendero de pequeño recorrido PR-SO.3.

Ruta del Castillo PRCSO66
Distancia total:  4.850 metros. .- Dificultad: mínima.
El punto de inicio de la ruta se sitúa en Ucero. Se sube al Castillo de Ucero, observando al sur el Valle hacia el Burgo de Osma y al norte, la entrada al Cañón, hacia la que se dirige el sendero antes de volver a Ucero.

Senda del Río PRSOBU65
Distancia total:  22 kms..- Tipo de sendero: lineal.- Punto de inicio: Nacedero del Río Ucero (Soria).- Punto final: Hontoria del Pinar (Burgos)
Dificultad: Recorrido prácticamente llano, que se puede practicar por etapas
El sendero recorre todo el Parque Natural por el propio Cañón, atravesando parajes de interés como la Ermita de San Bartolomé. Existe diferente señalización interpretativa

Otros senderos
* PRSO46
* PRSO47
* PRSO49

Fuente informativa: http://www.turismocastillayleon.com/

Recomendación de Soriaymas Network: Consultar resto de artículos del Parque Natural del Río Lobos en este blog, en la web Soriaymas, y, como libros: Entre Tiermes y el río Lobos –  Al norte del río Lobos.

Los miradores del Parque Natural del Río Lobos

El Cañón del río Lobos desde el Mirador de La Galiana

Ubicación de los miradores en Río LobosCuatro son los miradores principales promovidos en el seno del Parque:

– Mirador de Costalago, situado en el municipio de Hontoria del Pinar (Burgos), en el kilómetro 4,9 de la pista forestal a Orillares.

– Mirador de La Lastrilla, en Santa María de las Hoyas (Soria), carretera comarcal SO-960 pk 8,2.

– Mirador de La Galiana, en el pk 20 de la carretera comarcal SO-920, en el municipio de Ucero (Soria). Es el más conocido y frecuentado. Se encuentra en lo alto de la cuesta de La Galiana, con aparcamientos para coches y autobuses a ambos lados de la carretera.

– Mirador de las Gullerías, situado en Ucero (Soria). No se puede acceder a él en coche.


Recomendación de Soriaymas Network: Consultar resto de artículos del Parque Natural del Río Lobos en este blog, en la web Soriaymas, y, como libros: Entre Tiermes y el río Lobos –  Al norte del río Lobos.

Mapa del entorno de La Galiana y nacedero del río Ucero

Parque Natural del río Lobos: Río y Parque, datos geológicos



Ya hemos dedicado un capítulo en Soriaturismoymas a este enclave (Parque Natural del río Lobos, unos datos), y ahora volvemos a él con esta información de carácter geológico-hidrológica, fundamentalmente.

El río Lobos tiene su nacimiento en el sureste de la provincia de Burgos, en la vertiente suroriental de las Peñas de Cervera, cerca de Mamolar. Se nutre de aguas pluviales y nivales, que proporcionan los caudales máximos a finales de primavera y principios de verano. Fluye en dirección NW-SE. de manera intermitente a finales de la época estival, ya que llega a desaparecer en algunos tramos por sumideros bajo tierra, reapareciendo después gracias al aporte de las numerosas fuentes existentes a lo largo de su recorrido. Transcurre encajado en los materiales calizos del Cretácico Superior del anticlinal de Sta. María de las Hoyas -que constituye la Sierra de Nafría- dando lugar a un cañón estrecho de paredes verticales, cortadas por repisas, a veces inaccesibles. Este cañón de aproximadamente 24 kilómetros es el que da nombre al Parque y el que constituye su valor más conocido. El río viene a morir (desaguar) en el nacedero del río Ucero, al pie de la cuesta de La Galiana, muy cerca de la localidad soriana de Ucero.

Geológicamente hablando el Cañón del río Lobos constituye el elemento morfológico más importante del Parque Natural. Se extiende desde la localidad burgalesa de Hontoria del Pinar hasta la localidad soriana de Ucero, con una longitud de unos 30 kilómetros. El río Lobos, con un trazado sinuoso y meandriforme, se encaja sobre las calizas del Cretácico Superior, formando un profundo cañón de paredes verticales con una dirección principal NW-SE. En algunas zonas puede alcanzar los 200 metros de desnivel. Las paredes tienen zonas cóncavas redondeadas, que forman cavidades y cuevas, en ocasiones agrandadas por los meandros del río, encontrándose también simas y manantiales a lo largo su recorrido. Su origen se debe a la erosión y disolución del macizo por acción de las aguas superficiales y subterráneas. Es un ejemplo de sobreimposición, en la que el cauce actual se instala condicionado por la forma de otro cauce anterior más antiguo, y labra un profundo valle.  En este ámbito su interés principal de tipo geomorfológico e hidrogeológico ( pero turísticamente es muchísimo más, como iremos desgranando)

Nota aclaratoria


Años atrás desde la JCyL se impulsó el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del Parque Natural del Cañón del río Lobos, Plan cuyo ámbito territorial incluía el citado Parque Natural (declarado en 1985: el primero de Castilla y León), el Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) Cañón del río Lobos, y la Zona de Especial Conservación para las Aves (ZEPA) Cañón del río Lobos. Y de este documento nos permitimos transcribir para Soriaturismoymas múltiples datos que iremos dando a conocer aquí citando su fuente documental (en este post la imagen de portada y el plano es también de este documento PORN).


El ámbito territorial del citado Plan afecta parcialmente a los términos municipales de Casarejos, Espeja de San Marcelino, Herrera de Soria. Nafría de Ucero. San Leonardo de Yagüe, Santa María de las Hoyas y Ucero, en la provincia de Soria, y al de Hontoria del Pinar en la provincia de Burgos, con una superficie aproximada sometida a ordenación de 12.244 hectáreas.

Dentro del ámbito de zona de estudio no se encuentra ningún núcleo de población. Aún así se relacionan a continuación, no obstante, todos los núcleos pertenecientes a estos municipios: de la provincia de Burgos está el municipio de Hontoria del Pinar al que están adscritos también las poblaciones de Aldea del Pinar y Navas del Pinar. El resto de municipios son sorianos:  Casarejos, Espeja de San Marcelino ( con las poblaciones de Guijosa, La Hinojosa, Orillares y Quintanilla de Nuño Pedro), Herrera de Soria, Nafría de Ucero (con Rejas de Ucero y Valdealbín), San Leonardo de Yagüe (con Arganza), Santa María de las Hoyas (con Muñecas) y Ucero, así como la Comunidad de Herrera de Soria, Nafría de Ucero y Ucero en cuyo territorio se encuentra, por ejemplo, la ermita de San Bartolomé.


Consejo de Soriaymas Network: ver artículos del Parque Natural del Río Lobos en soriaymas.com y llevar consigo alguno la guía Entre Tiermes y Río Lobos, o  Al Norte del río Lobos.

******


Entre Tiermes y el río Lobos

En 2004 la editorial Sotabur-Soriaymas publicó el libro de Ángel Almazán Entre Tiermes y el río Lobos, con el ISBN: 84-933372-4-2, formato de 15 x 21 cms,  192 págs y 300 imágenes.  Es el segundo libro de romerías marianas sorianas con datos turísticos, en esta ocasión, de 28 enclaves.

Las romerías en las que se centran son las de la Virgen de Tiermes (Carrascosa de Arriba , Castro , Liceras , Losana , Montejo de Tiermes , Pedro , Peralejo de los Escuderos , Retortillo de Soria , Tarancueña , Torrevicente , Valderromán , Valvenedizo  y yacimiento de Tiermes), Virgen del Monte (Caracena), Virgen del Ribero ( San Esteban de Gormaz , Alcozar, Alcubilla del Marqués, Aldea de San Esteban, Atauta y Berzosa), Virgen del Espino ( Uxama, Osma, El Burgo de Osma, Gormaz, Valdenebro, Bayubas de Arriba y Valverde de los Ajos) y por último la romería doble de San Bartolo y la Virgen de la Salud con datos turísticos de Ucero, ermita templaria de San Bartolomé y  Parque del Cañón del Río Lobos.

En el pdf adjunto puede conocerse el índice general, el prólogo de Miguel Moreno y Moreno así como el prefacio del autor: Entre Tiermes y río Lobos-Angel Almazán

Es una guía turística muy útil para recorrer todo este territorio soriano con enclaves turísticos de primer orden como lo son Tiermes, San Esteban de Gormaz, El Burgo de Osma, Ucero-Río Lobos y Gormaz.

Share on Facebook

Esoterismo Templario en Soria y Guadalajara


Esoterismo templario. Santo Alto-Rey-Albendiego (Guadalajara) y San Bartolo en el Cañón del río Lobos (Soria)

Autor: Ángel Almazán de Gracia – Editorial: Sotabur SL, 2005, Soria, – 2ª edición

– Formato: 15×21 cms, 200 págs, 85 fotografías B/N y color.

En este pdf puede leerse el prólogo, conocer el índice general y el listado de bibliografía utilizada para la redacción de esta obra: Esoterismo Templario – Angel Almazán

Los libros templarios monográficos de Ángel Almazán

Esta obra es sin duda, de las tres que ha escrito hasta el momento sobre el Temple, la más completa y esotérica de todas, aportando en ella numerosas claves que permiten al lector conocer parte de lo que la élite iniciática del Temple debió conocer al sintetizar el esoterismo cristiano con el judío y el islámico.

Entre otras cosas, este libro trata de demostrar que la tradición templaria en Albendiego y Santo Alto Rey, tiene bastantes posibilidades de ser cierta a tenor del simbolismo esotérico de ambos templos y de las leyendas centadas en torno a la cumbre y ermita de Santo Alto Rey, para lo cual recurre también el autor al contexto histórico.

Se da, por otro lado, la extraordinaria circunstancia, de que al igual que acontece con el otro templo estudiado, el soriano de San Bartolo en río Lobos, las dos ermitas estudiadas del norte de Guadalajara se encuentran en el Eje que divide a la península ibérica en dos mitades equidistantes de los dos puntos geográficos extremos del septentrión peninsular: los cabos de Creus (Gerona) y Finisterre (La Coruña), compartiendo así el simbolismo que, en la Historia Comparada de las Religiones y en el Esoterismo, se le asigna a los diversos Centros del Mundo.

La élite iniciática del Temple contactó en Tierra Santa y en España con representantes cualificados del esoterismo islámico y judío; contacto que sirvió para revitalizar y darle un nuevo giro al esoterismo cristiano, o sea a su espiritualidad más profunda y universal, que es el fundamento interior de la religión cristiana, es decir su base metafísica iniciática.

Del esoterismo islámico conocieron el sufismo y la gnosis shiita, y del judío la cábala. Precisamente fue en Guadalajara donde Moisés de León escribió, entre 1270-1300, el cuerpo central del “Zohar” o “Libro del Esplendor“, que sigue siendo considerado como el texto literario cabalístico medieval más importante de Europa.

El “Zohar”, será, junto con la “Enciclopedia de los Hermanos Sinceros” (un grupo musulmán shiita de finales del siglo X, muy influido por el pitagorismo y neoplatonismo), dos de los textos esenciales a los que Ángel Almazán ha recurrido para demostrar el simbolismo esotérico de la planta, alzado e iconología de las ermitas de Santo Alto Rey y Albendiego, especialmente las celosías mudéjares de Santa Columba. En cuanto al esoterismo cristiano, el autor menciona a San Bernardo de Claraval y, muy especialmente, la síntesis realizada por el metafísico René Guénon.

Como elemento común de los tres esoterismos citados (judío, cristiano e islámico) se encuentra el pitagorismo, neopitagorismo, platonismo y neoplatonismo.

El “Cantar de los Cantares” y el Grial son, asimismo, dos elementos esenciales en la interpretación esotérica llevada a cabo por Ángel Almazán en lo que respecta a los dos enclaves de Guadalajara.
Además, en lo que respecta a la ermita de río Lobos, el sufismo de Ibn al Arabi sirve de referencia para explicar el mandala pentacular acorazonado, y asimismo recurre a Charbonneau-Lassay para hablar sobre el corazón. Igualmente está presente constantemente la obra tradicional del esoterista francés, René Guénon, como fuente básica para la interpretación del simbolismo de la iconografía de San Bartolo de río Lobos. A lo ya escrito anteriormente por este autor respecto a San Bartolo se añaden en este libro varios subcapítulos complementarios.

Nos encontramos, en resumidas cuentas, ante una obra realmente esotérica que sorprenderá al lector y que pasa a ser un referente esencial en la bibliografía esotérica española y especialmente en lo que respecta a lo que su título indica: el esoterismo templario.