Alcubilla del Marqués tiene sus efigies de hierro y latón en el Camino del Cid

Tan cerquita de El Burgo de Osma pero Alcubilla del Marqués pasa desapercibida para muchos viajeros, sobre todo tras la variante-tramo de autovía de la N-122. Sigue sorprendiendo a los viajeros en coche la figura de la mota coronada con su mole pétrea y horadada por bodegas, pero la mayoría pasan de largo y no entran a recorrer sus calles, ver su iglesia, maravillarse del espectáculo que ofrecen tales bodegas y algunos antiguos lagares…

Al no entrar al pueblo ni pasear por sus calles van a dejar de ver también el museo etnográfico y , junto al reciente parque infantil, las esculturas de hierro y latón realizadas por un vecino de la localidad, Angel Alberto Romero Peña, que muestro en estas fotografías, entre las que quiero destacar la del Cid Campeador.

   
 

No podía faltar en este artista rural, que es Alberto Romero, una referencia a las bodegas y el vino… tan arraigados en la vida laboral y vivencial de sus habitantes.

Y es que, el Cantar de Mío Cid, deja bien claro que Alcubilla era el límite de Castilla en aquellos momentos del Destierro… ¡Qué gran privilegio ser citada en tal forma en Mío Cid!

Pasó por Alcubilla, que de Castilla el fin es ya;
la calzada de Quinea la fue a atravesar…

Aldehuela de Calatañazor, una visita provechosa

Vista panorámica de Aldehuela de Calatañazor

Ya no se puede decir que Aldehuela de Calatañazor se encuentra abandonada… Desde hace diez años para acá se ha ido transformando notablemente: sus casas se han restaurado, las calles se encuentran magníficamente urbanizadas, el centro social dentro de la casa consistorial es acogedor, se ha mimado su entorno medioambiental… La Junta Vecinal formada por Bernardino Esteban Calvo  y Francisco Javier Soria Sobrino ha sido la promotora de esta renovación urbanística admirable merced a su tesón, esfuerzo y cariño por el pueblo.

   

La arquitectura tradicional de esta comarca soriana de Calatañazor -a cuya Comunidad de Villa y Tierra perteneció, y a su señorío posterior- sigue vigente en esta pequeña localidad que dista poco más de un kilómetro al norte de la Venta Nueva (mitad de camino, en la N-112, entre Soria y El Burgo de Osma).

Pero es que, además, para el viajero curioso e inquieto, Aldehuela aporta una iglesia parroquial de San Cosme y San Damián con varias sorpresas, comenzando por el singular acceso al campanario. El templo actual parece ser de los siglos XVII o XVIII.

Arquitectura tradicional vigente en el acceso al campanario de la parroquia de Aldehuela de Calatañazor

El pórtico con maderos es moderno y resguarda una portada quizás protogótica, como su sencillo arco de triunfo, con cuatripétalos de botón central y bolas perladas en el guardapolvo, donde se encuentra la única talla figurada de una persona humana. Igualmente subsiste un canecillo románico de una cabeza humana barbada y con una corona o quizás un gorro (se encuentra muy alto, junto a la tronera izquierda del segundo cuerpo de la espadaña).

Portada de la iglesia de San Cosme y San Damián en Aldehuela de Calatañazor

Y en el interior el visitante va de sorpresa y sorpresa puesto que además de tener un coro “de los de antes” -recio y de madera-, el suelo sigue componiéndose de tablas funerarias (como en la parroquial de Valdegeña, por ejemplo), en un cuarto se topa uno con una pila bautismal románica en la que se perciben arcos de medio punto que pudiera ser de comienzos del siglo XIII, y sobre el ábside de testero plano se encuentra un buen artesonado ochavado mudéjar. A su vez, el sencillo altar mayor es barroco, dorado en 1742. Y sorpresa nos dará -en su momento- las pinturas murales que hay, al menos, en la pared del altar mayor, una vez que salgan a la luz.

Pila bautismal románica de Aldehuela de Calatañazor (¿Quizás de la expoliada ermita de San Miguel de Parapescuez que sorprendió a J.A. Gaya Nuño?)

Oficinas de Turismo de Soria, convenio Diputación-Ayuntamientos

El presidente de la Diputación de Soria, Antonio Pardo Capilla, ha firmado esta semana el Convenio de colaboración con ocho ayuntamientos de la provincia para la apertura de Oficinas de Turismo. Las localidades que han participado en la firma son: Ágreda, Almazán, Berlanga de Duero, Garray, San Esteban de Gormaz, San Pedro Manrique, Villar del Río y Vinuesa. Leer más de esta entrada

San Bartolomé de Ucero, foco templario en río Lobos

No me canso de escribir y hablar sobre el Parque Natural del Río Lobos,  la villa de Ucero y la ermita templaria de San Bartolo.  No me es posible agotar ello porque es inagotable la cantidad de temas y matices que sus posibilidades son tantas que no puede ser que puedan ser agotadas.

En lo que respecta a San Bartolo como principal enclave templario de Soria y uno de los más importantes de España, son ya varios los posts  escritos específicamente en el blog Templarios en Soria, y también en Soriaymas.com, y en este mismo blog de Soriaturismoymas la ermita y el Parque Natural del Río Lobos está presente en diverss posts. Incluso he realizado y subido a Youtube algunos vídeos de los que he seleccionado tres para que los veáis y escuchéis ahora.

Y en el verano del año pasado escribí Guía Templaria de San Bartolo en río Lobos, que es el libro más completo que se ha publicado al respecto. Así que no puedo por menos que recomendar a l@s turistas viajer@s que cuando vengan a la provincia de Soria se pasen por río Lobos y se acerquen a su corazón sutil: San Bartolo, iglesia protogótica que ya sólo artísticamente llega al alma. Claro que antes de llegar a río Lobos os recomiendo deteneros en la villa de El Burgo de Osma, Conjunto Histórico-Artístico.

He aquí el primer vídeo, sobre el esoterismo templario iconológico de la ermita (ha sido visto 725 veces en Youtube desde el 16/08/2011)

Este segundo vídeo, visto por un centenar de personas, es sobre la romería mariana del 24 de agosto del año pasado.

Este tercer vídeo,  es sobre el Cañón del río Lobos, para que os animéis a visitarlo.

En esta semana, por cierto, me han entrevistado para el programa radiofónico  Dimensión Desconocida, en el que hablo sobre los templarios y San Bartolo de Ucero  del minuto 14:28 al 36:20.. Espero que os guste la entrevista.

***

Caracena, Conjunto Histórico-Artístico

   

Caracena , desde el 7 de mayo de 2009,  está declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico. En un post anterior nos detuvimos a ver la ermita de Santa María de Caracena y en otro fuimos por el Cañón de Tarancueña-Caracena, ahora vamos a recorrer un poco este  pueblo encantador que fue cabecera de una Comunidad de Villa y Tierra y que, eclesiásticamente, perteneció al obispado de Sigüenza hasta mediados del siglo XX. Leer más de esta entrada

Entre Tarancueña y Caracena

Puente medieval sobre el cauce del Adante en Caracena

El Boletín de Territorio Iberkeltia 2.0 de este mes inserta una página turística que nos anima a recorrer andando el Cañóndel río Adante que une Tarancueña y Caracena, un enclave que para algunos historiadores es Alhándega o el Barranco, el lugar en el que tuvo lugar la batalla en la que Abderramán III fue derrotado tras la batalla de Simancas (año 939).  Al-Muqtabis, lo narró así: “…y en la retirada el enemigo los empujó hacia un profundo barranco, que dio nombre al encuentro (Alhándega), del que no pudieron escapar, despeñándose muchos y pisoteándose de puro hacinamiento: el califa, que se vio forzado a entrar allí con ellos, consiguió pasar con sus soldados, abandonando su real y su contenido, del que se apoderó el enemigo…”.

Sea como fuere, este Cañón es idóneo para el senderismo sosegado y así lo pone de manifiesto es reportaje de Territorio Iberkeltia 2.0:  Tarancueña-Caracena . Reportaje que aporta también algunos datos turísticos de Caracena, villa sobre la que ya hemos publicado algún artículo en Soriaturismoymas: Sabor islámico-cristiano en Santa María de Caracena.

Nuevos folletos del Camino del Cid más prácticos

El Camino del Cid cuenta esta primavera con los nuevos folletos del itinerario. Se trata de una herramienta práctica de gran interés para el viaje, la más concreta y completa información posible sobre la ruta que exista en ningún otro soporte. El Consorcio Camino del Cid ha editado 49.000 unidades que estarán disponibles en las oficinas de turismo ubicadas a lo largo del recorrido Leer más de esta entrada

Sabor islámico-cristiano en Santa María de Caracena

Un deleite sensorial e intelectual aporta la contemplación de las celosías mudéjares de esta iglesia de Caracena (una de ellas, presente en Albendiego (Guadalajara), la traza islámica presente en las lacerías del ventanal del ábside -con esos capiteles silenses gloriosos-;  en el entrelazo romboidal perfectamente conservado en el cimacio derecho de la portada meridional y en los cimacios de la portada norte. Leer más de esta entrada

Estelas de Fuentearmegil

Fuentearmegil tiene una iglesia parroquial fascinante interiormente para los amantes del arte, y fue solar de los “buenos hombres” de Fuente Almexir, tan ligados al convento templario de San Juan de Otero y a la linajuda Casa de Lara.

Carlos de la Casa y Manuela Doménech catalogaron ya en 1983 -en su libro de estelas sorianas medievales– tres estelas que entonces se encontraban en:

– La parte alta de la ermita de San Roque, mostrando en su anverso una cruz patada inscrita en doble círculo con rayas, y que estaban bajo una cruz muy, pero que muy interesante. (Insertamos aquí la fotografía en blanco y negro que tomaron ellos en su día).

– Frontón de Fuentearmegil: cruz patada inscrita en doble círculo con rayas. Leer más de esta entrada

Recorriendo el Camino del Cid entre Alcubilla de Avellaneda – Langa de Duero

ALREDEDOR DE 300 PERSONAS PARTICIPAN EN  LA SÉPTIMA ETAPA CAMINO DEL CID ORGANIZADA POR LA ASOCIACIÓN “PUEBLOS DEL CAMINO” Y QUE HA RECORRIDO LOCALIDADES SORIANAS EN UN TRAMO DE 22 KILÓMETROS

La provincia de Soria ha sido la protagonista hoy domingo 25 de de la séptima Etapa Camino del Cid organizada por la Asociación Pueblos del Camino (integrado por localidades burgalesas) y que cuenta con la colaboración de las Diputaciones de Soria y Burgos y del Consorcio del Camino del Cid. Leer más de esta entrada

Vídeo del Parque Natural del Cañón del Río Lobos

Hemos escrito ya varios posts en torno al Cañón del Río Lobos en Soriaturismoymas, aparte de los que ya teníamos en su sección correspondiente en Soriaymas.com. Nos faltaba un vídeo, y hemos elaborado éste…  Iremos añadiendo, con el tiempo, otros varios…

Como recientemente hemos publicado en Soriaymas la Guía Templaria de San Bartolo en río Lobos, no podemos por menos que recomendárosla, máxime cuando estamos tan cerca de la romería de San Bartolo, pasado mañana, día 24.

Viaje a la ermita templaria de Río Lobos (y 3)

San Bartolomé de Ucero

Caminamos por el camino blanco entre sabinas con retorcidos troncos y también entre pinos negrales antaño resineros. Aunque el sol “pega” bastante, como dicen por estas tierras, la sombra de sabinas y pinos nos alivia sobradamente. Y, de pronto, ante nosotros, a unos doscientos metros, se abre una pradera y al final de la misma vemos la fachada sur de la ermita templaria.

Cruzamos el puentecito de madera peatonal sobre el río Lobos y, sin dejar de fijar la mirada en la ermita y su entorno, alcanzamos su portada gótica. Luego nos apercibimos que hay también elementos románicos. “Es un templo protogótico”, nos aclara el guía puesto por el párroco de Ucero.

Mis acompañantes –unos compañeros de la Facultad que me han acompañado- están maravillados. Yo también. No puedo negarlo. El paraje en el que está insertada la ermita conmueve a toda persona que tenga las puertas de la sensibilidad abiertas a la Madre Naturaleza, y la ermita, estéticamente es bella, pero es que, además, intuyo que estos capiteles del interior y los canecillos del exterior, así como el pequeño rosetón de los hastiales del crucero, deben tener diversos niveles interpretativos por lo que he leído. Sus figuras no deben ser interpretadas literalmente sino simbólicamente.

Me quedo absorto contemplando toda esta simbología. Me siento junto al viejo olmo y tras mirar el conjunto de la ermita me tiendo sobre la hierba plagada de margaritas mientras escucho el rumor del agua del río Lobos y unas voces que provienen de la Cueva Grande que hay enfrente.

Sí… Este sitio es especial. Tengo que volver, pero esta vez lo haré solo,  y casi al alba.

Autor del texto: Diego Almazán de Pablo (este texto es un reportaje para un trabajo universitario del curso 2010-2011 en la Facultad de Comunicación Audiovisual de Burgos). Publicado en el blog Templarios y Más.

Consejo de Soriaymas: complementarlo con lectura de libros templarios sobre la ermita de San Bartolomé.

Viaje a la ermita templaria de Río Lobos (2)

Ucero y su entorno inmediato. A este plano del PORN del Parque hemos añadido el texto de la ermita templaria

Adentrarse en el Cañón del río Lobos


No tenemos mucho tiempo, así que nos levantamos de la mesa, pagamos y nos despedimos de Angelote, al que bien le cuadra el nombre dada su corpulencia y altura. Salimos a la calle y retomamos el viaje.

Spbre este plano del PORN del Parque, remarcamos la ubicación de San Juan de Otero

Es inevitable sentir emoción al observar la silueta recortada del castillo de Ucero, a la derecha de la carretera. Su imagen se perfila en un cerro. Las piedras que sostienen lo que queda del castillo tiene un color degradado desde el gris cenizo hasta el rojo botijo. De sus ruinas destacan los restos de la muralla y la inamovible torre del homenaje que se ha permitido la licencia de dejar reverdecer su tejado, donde musgos y arbustos disfrutan de la panorámica.

En la explanada del recinto amurallado de la fortaleza, donde estuvo la población medieval de Ucero antes de trasladarse al valle encajonado, aún perduran algunos muros de la antigua iglesia templaria de San Juan de Otero. Da pena verla así, tan desangelada y achacosa, pero no vamos a subir a verla pues el tiempo apremia y hay que remontar el cauce del río Lobos pues ya hemos llegado a su entrega de aguas al nacedero del río Ucero bajo la cuesta de La Galiana.

Nenúfares, juncos, chopos, fresnos…

Roquedales con sus cárcavas policromas, pendientes de espanto cuajadas de piedras arrancadas por la erosión a la roca caliza, buitres leonados sobrevolando los cielos abiertos por encima de este cañón…

El aire se refresca cuando aparcamos el coche y nos acercamos a un meandro del río Lobos.

Ahora hay que proseguir la marcha andando.

A poco más de un kilómetro, nos dicen unos muchachos que regresan a la zona de aparcamiento, se encuentra la ermita. “¿Cuesta llegar?”, preguntamos. “¡Para nada. Qué va… Es todo llano”.

Autor del texto: Diego Almazán de Pablo (este texto es un reportaje para un trabajo universitario del curso 2010-2011 en la Facultad de Comunicación Audiovisual de Burgos). Publicado en el blog Templarios y Más.

Consejo de Soriaymas: complementarlo con lectura de libros templarios sobre la ermita de San Bartolomé.

Castillo de Ucero a la izda, y detrás suyo, San Juan de Otero. Abajo, el pueblo de Ucero


Viaje a la ermita templaria de Río Lobos (1)

San Bartolomé de Ucero, templario en mapa de Tomás López de 1783

Los templarios están de moda. Estos monjes-guerreros que, con su cruz bermeja en capa y peto, espada en la mano derecha y el breviario en la izquierda, fue la Orden Militar más importante de la Cristiandad durante el Medievo, tuvieron un convento de singular importancia en Soria, San Juan de Otero, primero ubicado junto al castillo de Ucero y, posteriormente, trasladado junto a la Gran Cueva en uno de los meandros más llamativos del hoy Parque Natural del Cañón del Río Lobos, con una ermita que aún perdura dedicada a San Bartolomé.

Oficina de Turismo de El Burgo de OsmaPara poder ver la ermita de San Juan de Otero nos desplazamos a El Burgo de Osma, cabeza de un municipio de cinco mil habitantes, villa episcopal que se siente muy orgullosa de ser la sede del obispado de Osma-Soria y de contar con una de las catedrales góticas más entrañables de toda España por su sencillez casi cisterciense. De su predecesora románica tan solo quedan algunos capiteles junto al claustro abovedado por crucería flamígera que, según los entendidos, recuerda al abovedado del gótico inglés nada menos.

En la Plaza Mayor se encuentra el antiguo hospital barroco de San Agustín y en su planta baja, nada más entrar, se halla la Oficina de Turismo del Burgo de Osma. Fernando Redondo, su encargado, nos atiende con amabilidad. Nos aporta mapas e informa cumplidamente. “Hoy precisamente está abierta la ermita de San Bartolomé de Ucero para el turismo, pero tendréis que estar allí antes de que cierren a las ocho de la tarde”, nos recomienda. Le agradecemos la información y, raudos, dejamos atrás los soportales de la Calle Mayor y montamos en nuevamente en el turismo para encaminarnos hacia Ucero, distante a unos quince kilómetros tan solo.

Vamos por la carretera provincial SO-920. Tras diez minutos de conducción, y después de descubrir el dorado resplandor de los campos de trigo empezamos a distinguir frente a nosotros una formación rocosa que rompe con la llanura a la que estamos acostumbrados. Poco después nos topamos con el pueblo de Ucero donde se abre el telón al Parque Natural del Cañón del Rio Lobos que contiene dentro sí el misterio de San Juan de Otero.

Nos apeamos frente al Mesón del Angelote. Pedimos unas viandas rápidas y unos refrescos y mientras damos cuenta de ellos revisamos la documentación que tenemos y los folletos que nos han dado en El Burgo de Osma.

Autor del texto: Diego Almazán de Pablo (este texto es un reportaje para un trabajo universitario del curso 2010-2011 en la Facultad de Comunicación Audiovisual de Burgos). Publicado en el blog Templarios y Más.

Consejo de Soriaymas: complementarlo con lectura de libros templarios sobre la ermita de San Bartolomé.

++++++++++++++