Fiesta de las Móndidas en San Pedro Manrique

Móndidas de San Pedro Manrique de 2007

Si la noche de San Juan de San Pedro Manrique es la más mágica de Soria con su ritual del paso del fuego a pie desnudo, la mañana y mediodía de San Juan es, por excelencia, la festividad matriarcal más importante de Soria en este día.

         Las tres Móndidas que presiden el Paso del Fuego y que son portadas por tres pasadores sobre las ascuas, son las protagonistas de los festejos sampedranos del día de San Juan. Son tres mozas escogidas mediante sorteo el 3 de mayo que representan, según la tradición, a las jóvenes que debía dar el pueblo a los árabes en cumplimiento del legendario Tributo de las Cien Doncellas impuesto a los cristianos desde tiempos del también legendario rey Mauregato.

          En diversos pueblos de La Rioja y Teruel, así como en Talavera de la Reina (Toledo) y Tomar (Portugal) subsisten aún mozas similares que sostienen sobre sus cabezas singulares cestaños con productos agroalimentarios decorativos. En las dos últimas localidades, como en San Pedro Manrique, tuvieron los templarios enclaves de su dominio. En la localidad soriana hay incluso una calle que se llama La Rochela, castellanización de La Rochelle, en Francia, el mayor puerto templario de Europa.

         A partir de las ocho de la mañana los concejales, con vestimenta dieciochesca, realizan una singular Descubierta a caballo por los alrededores de la población en memoria de una expulsión que hubo de judíos y moros en la Edad Media. Luego simulan una carrera de caballos frente a las Móndidas junto a la ermita del Humilladero.

         A las 12 las Móndidas salen de sus casas vestidas de blanco con mantillas de seda, una amarilla y dos rojas, y se encaminan hacia la ermita de la Virgen de la Peña con un cestaño sobre sus cabezas en el que se han introducido panes y sobre los que se alzan unas ramitas de pan azafranado llamados arbujuelos que ofrendarán en la misa a los concejales y sacerdote. Y tras la misa los mozos del lugar pingan un chopo sin ramas en la plaza mayor que tiene el mismo simbolismo y función que los mayos.

         La fiesta culmina con la recitación de unas cuartetas por parte de las Móndidas y el baile de la jota sampedrana ante el aplauso de vecinos y forasteros.

         Para la mayoría de los antropólogos y etnógrafos que se han acercado a estudiar a las Móndidas, éstas representan a tres sacerdotisas. Para Luis Díaz Viana, por ejemplo, tanto el Paso del Fuego como la ofrenda de los arbujuelos constituyen “una reliquia, actualmente algo desconectada a causa de las sucesivas transformaciones que el tiempo ha ocasionado, de un antiquísimo rito de iniciación -no se podría asegurar si celtíbero- sin duda existente ya en época prerromana. Pasar el fuego es la “prueba” que inmortaliza, recibir los arbujuelos, los panecillos ofrendados por las Móndidas, constituye el premio, la `comida mística´ presente en los más antiguos ceremoniales iniciáticos. Isis o Démeter, al fondo, propiciando la abundancia de los campos”. Elizabeth Chesley Baity, por su parte, las vinculaba simbólicamente con las tres Zoryas o Nornas de la mitología nórdica, equiparables a las Parcas mediterráneas, rectoras del destino.

 
 
   
Anuncios

Acerca de Ángel Almazán
Periodista y escritor. Webmaster de varios blogs y de Soriaymas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: