El Burgo de Osma, datos turísticos básicos -1-

Primero fue la celtíbera y romana Uxama del cerro Castro, luego la medieval Osma y después la recoleta y eclesiástica villa episcopal de El Burgo de Osma, surgida con la restauración de la diócesis de Osma y la construcción de la catedral primitiva y románica, en el año 1101.

La catedral gótica sería el eje central a partir de la cual se expandiría el casco urbano gremial de El Burgo de Osma hasta que  comenzaron a edificarse, extramuros, el arrabal de la Plaza de los Cacharros o de Sto. Domingo de Guzmán y la Universidad de Santa Catalina en el s. XVI, además del Hospital de San Agustín a finales del XVII. La Plaza Mayor se configuraría plenamente casi cien años más tarde, pasando a ser ésta el nuevo foco central de El Burgo de Osma en su crecimiento urbanístico.

El Burgo de Osma, declarada Villa de Interés Turístico en 1962, debe su valioso patrimonio histórico- artístico al Cabildo y a los obispos, como sucede, por ejemplo, con Sigüenza, y señorío fue del obispo oxomense hasta el siglo XVIII. Los obispos mecenas que mayor relieve tuvieron fueron San Pedro de Osma (Pierre de Bourges) en la génesis de la catedral románica; Juan Díaz, impulsor de la catedral gótica; Pedro de Acosta, en el renacimiento burgense, Arévalo y Torres durante el barroco, y Joaquín Eleta en la etapa neoclásica. Sus escudos, y los de otros mitrados, se esparcen por la catedral y toda la villa.

CATEDRAL: De la catedral románica quedan restos en el muro sur del claustro, especialmente junto a la antigua Sala Capitular en la que reposa protegido por dragones el sepulcro gótico y policromo de San Pedro de Osma. La influencia silense es ostensible en el románico burgense.

La planta y levantamiento de la catedral gótica es típica del arte abacial cisterciense. Mide 71,80 m. de longitud por 41,80 m. de crucero y 19,80 m. de altura en su nave mayor. Los maestros de obras se inspiraron en los monasterios de Santa María de Huerta y Las Huelgas, así como a las catedrales de Cuenca, Sigüenza y Burgos. La torre, emblema señero burgense, es barroca, tiene 72 metros de altura y se acabó hacia 1767. La puerta principal tiene aditamentos renacentistas.

El claustro es del gótico tardío y en torno a él se encuentran las diferentes salas del Museo Catedralicio en las que se exponen documentos, cantorales, orfebrería, retablos.., etc, de la catedral y de la provincia soriana. Es imprescindible su visita.
En la catedral hay que fijarse especialmente en la románico- gótica talla de la Virgen del Espino, patrona del lugar; la talla románica del Sto. Cristo de los Milagros; el impresionante retablo mayor de Juan de Juni y Picardo, que también trabajaron posiblemente en el retablo del trascoro; en la escalinata renacentista de la capilla de San Pedro de Osma, y en las neoclásicas Capilla Mayor (donde se guarda el Beato de Osma, miniado en 1086) y Capilla de Palafox o de la Inmaculada, con posibles connotaciones francmasónicas en su composición y decoración, como igualmente parece haber un simbolismo alquimista en la estatuaria exterior e interior de la catedral gótica, según los expertos.

Consejo de Soriaturismoymas: Libros burgenses recomendados y también blog del Burgo de Osma en Soriaymas Network


Anuncios

Acerca de Ángel Almazán
Periodista y escritor. Webmaster de varios blogs y de Soriaymas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: